TITULO: "MOLINOS DE VIENTO DEL CAMPO DE NIJAR"
UNIVERSIDAD: Escuela Universitaria de Arquitectura Técnica de Granada
AUTORES: Esperanza Berenguel Carrillo
Mª del  Carmen Cortés Sanchez
Ana Moreno Valverde
TUTOR D. Antonio Velasco Roldán

  En el término Municipal de Nijar, perteneciente a la provincia de Almería, se pueden observar unas construcciones repartidas por sus extensos campos que se asemejan a las torres vigías que abundan en el litoral almeriense, por lo que pueden llegar a confundirse, pero se trata en realidad de restos de antiguos incifinos de viento harineros que dejaron de funcionar en su mayoría en tiempos de la Guerra Civil española,

  Estos molinos seguramente fueron introducidos por personas expertas en el tema que los enípiarion de los que ya se conocían en el Campo de Carldgerra, aunque con algunas variantes con respecto a éstos ya que se utilizaban sobre todo para sacar agua, El primer molino de¡ que hay referencias documentales en la provincia de Almeria se localiza en la ciudad de Vera en 1753, paso obligado en el trayecto de Cartagena a Almería, y cuyo propiclario era además cartagenero,

  El molino almeriense es de tipo articifinerriffinicom, según las clasificaciones que aparecen en distintos tratados realizados sobre el tema como los de Julio Caro Baroja, Fritz Kruger, Javier Escalera Reyes, etc, Esto quiere decir que consta de torre de planta circular de mampostería y techo cónico giratorio. los famosos molinos de Tzi Mancha son también de esta clase. Sin embargo, los almedenses presentan una característica propia: las aspas rectangulares se sustituyen por velas triangulares de lona, similares a las que llevan los barcos.

  Para poder establecer una visión genérica de este tipo de molino, este proyecto ha tomado como referencia los 28 que aún perduran en el municipio de Nijar, aunque hay constancia de la existencia de al menos otros doce repartidos en el resto de la provincia. Estos 28 molinos se han recogido en un catálogo que, además de fotografías de cada uno, incluye unas pequeñas notas de¡ estado en que se encuentran, En cuanto al grado de conservación de los mismos, varia de unos a otros: los hay que han sido transformados en corrales, trasteros o viviendas, pero el estado general es de ruina.

  De todos ellos, solamente en cuatro se mantienen restos de la maquinaria, aunque sólo dos conservan el chapitel y de estos dos, uno cuenta aún con los palos de las velas triangulares.

  De estos 28 molinos, 17 de ellos están dentro de los límites del Parque Natural de Cabo de Cata (Njar), que conforman uno de los mayores atractivos de esta zona. Este Parque ha sido declarado Reserva de la Biostera por la UNESCO en diciembre de 1997.

  El mecanismo del molino de eje horizontal implica la unilización de piezas de engranaje que transformen el giro vertical de las velas en el horizontal de las piedras de moler. Esta conversión se hace a razón de cinco ó seis vueltas de las piedras por una vuelta de las velas.

  Estas construcciones, a pesar de su aparente complejidad, emplean soluciones constructivas bastante sencillas, aprovechando los materiales que predominan en la zona donde se Libican, como por ejemplo la piedra caliza. Esto facilita las posibilidades de restauración de alguno de ellos.

  Este trabajo se centra en la posible restauración del molino del Cortijo del Collado. Entre todos los molinos ubicados en el término de Níjar se ha elegido precisamente éste por su situación. Se encuentra enclavado en una ruta pintoresca del Parque Natural y esto hace que sea muy frecuentado por turistas. También es uno de los que conservan gran parte de la maquinaria, así como el chapitel y las aspas.

  Todo esto favorece nuestro estudio de los molinos y será aprovechado para establecer las pautas de su restauración, contribuyendo con ello a la conservación de nuestro patririonio rural.
 
 
 
 

Aspas Sencillas

Aspas Complejas

Velas